¡CONSIGUE TU ÉXITO!




El que ha puesto su buena voluntad y sus dotes en liza y no ha llegado, no es un fracasado, sino un triunfador y se le respetará considerándolo como tal”

 

 

 

 

Voy a describir algunos pensamientos, sentimientos y acciones que hay que tener para obtener un éxito.

Ese éxito puede ser llegar a meta, bajar una marca personal, quedar en un determinado puesto, aprobar un examen...en general cumplir con nuestra meta personal.


Pero para sentirse bien con uno mismo yo creo que el significado más importante de “éxito” es saber que lo has intentado con todas tus fuerzas y de manera inteligente tanto a largo plazo (durante todo el año o años) como a corto plazo (en el momento de demostrar lo que queremos).

Para esto, tenemos que tener claros nuestros objetivos, debemos tener mucha constancia y sobre todo ilusióny deseo por conseguirlo.


OBJETIVOS

Siempre tienes un rival a quien superar, sea cual sea tu nivel, TU”


Muchas personas no tienen objetivos y simplemente deambulan al azar en algo, sin saber realmente lo que quieren.

Lo primero, si queremos ir realmente a por todas, es plantearnos nuestro objetivo personal a largo plazo y luego, valorando nuestras capacidades actuales, establecer cuales serán nuestros objetivos a corto plazo para lograr ese objetivo final. Tener un objetivo hace que tracemos una línea lo más recta posible hacia el y nos deja claro el por qué trabajamos cada día.


Piensa un objetivo a largo plazo que te ilusione de verdad, imagínate consiguiéndolo, deséalo con todas tus fuerzas y ponte manos a la obra por conseguirlo.

 

Ahora piensa unos objetivos a corto plazo, evalúa donde estás, que has hecho anteriormente. Analiza tus entrenamientos y competiciones y mira que tienes que ir mejorando haciendo hincapié en distintos factores como la forma de plantear tu prueba, que parciales o puntos débiles debes mejorar, tus fallos técnicos, lo que te dice tu entrenador…siempre hay algo que puede mejorarse y debemos ir a por ello.

 

CONSTANCIA

"¿Por qué te abates con tu esfuerzo de ahora?
¿Acaso no tienes conciencia de lo que estás haciendo?
Quizás el hierro crea que lo están torturando caprichosamente en el horno, pero seguro que cuando se convierta en una hoja de acero bien templada y reluciente piensa de otra manera"


Es una palabra clave, sin ella el éxito es prácticamente imposible. En estos años he aprendido una cosa y es que si eres constante, tarde o temprano llegará tu oportunidad.

Cuanto más difícil sea nuestro objetivo, más constantes debemos ser.


Hay que reconocer que el trabajo a medias nunca será suficiente para lograr altas metas y hay que asumirlo.

De nada sirve venir a entrenar un día y faltar dos después, un entrenamiento es la continuación de otro y éste del siguiente hasta construir el camino que te llevará a tu meta, no existen los atajos, si los coges acabarás perdiéndote.

Se paciente, cumple con el día a día, si te caes, levántate una y mil veces si hace falta y piensa que hoy eres un poco más fuerte por lo que has hecho, siéntete bien por ello, has subido un peldaño más hacia tu meta.


ILUSIÓN

La confianza en ti mismo es la fuerza motora que te permitirá alcanzar tu meta”


Considero que es el factor más importante, sin ella no hay objetivos ni constancia.

Es un sentimiento que nos lleva, que nos hace fuertes, nos da esperanza y ánimo para aguantar psicológicamente durante todo el año y hace que salvemos cualquier obstáculo que pueda surgir en el camino hacia nuestra meta reforzando nuestra confianza y, sobre todo, manteniéndonos vivos.

Hay ocasiones en las que perdemos parte de ella, en la mayoría de los casos por malos resultados en los entrenamientos o competiciones, pero ante esto ni mucho menos hay que perderla.


Debemos analizar que ocurre, puede ser que no recuperemos bien de un entrenamiento a otro por distintos motivos (sueño, alimentación, no cuidarse…) y estemos cansados y puede ser, en la mayoría de los casos, que estemos en un periodo de adaptación de nuestro cuerpo a ese entrenamiento más duro, ¡te estás haciendo más fuerte!


Así que esto no es excusa para perder esa ilusión, hay que centrarse en el objetivo y en que día o campeonato queremos estar a tope y visualizarlo para mantener nuestra actitud positiva pensando que las buenas sensaciones llegarán en su momento.


VISUALIZACIÓN

La ejecución, (un gesto bien hecho, unas series perfectas, una competición de éxito…), es el movimiento complementario, un recordatorio de la visión en la que has estado contemplándote”


Es bueno visualizar e imaginar constantemente sensaciones positivas.

Fíjate en los mejores, es increíble como nadan, como pedalean, como corren! Obsérvalos y trata de sentir lo que ellos sienten, moviéndose como lo hacen en cada disciplina, entra en ellos cuando los mires por la televisión o en directo.


Ahora recuerda cual fue tu mejor competición o entrenamiento, recuerda las sensaciones que tuviste cuando ibas más rápido que nunca y no las olvides. Que cada una de ellas te sirva de motivación para convencerte de que eres capaz de conseguir lo que quieres más adelante, aunque ahora mismo, quizás tus sensaciones sean otras peores.


No dejes de buscar las buenas, sigue luchando por encontrarlas, volverán seguro, y esta vez serán mejores.


Y ahora imagínate cumpliendo tu meta, imaginala con todos los detalles posibles desde fuera y desde dentro de ti mismo.

Siente la emoción y esos nervios que se sienten antes de la prueba que te hacen sentir realmente vivo y hacen que des lo mejor de ti.

Imagina tus sensaciones cuando nadas, pedaleas o corres, imagínalo también viéndote desde fuera, como si te vieras desde la grada o como si te viera otra persona.

Ponte en situación de competición, como salvas cualquier obstáculo que se te pueda plantear, siente la alegría de cruzar esa meta, los ánimos de los que te rodean y la alegría que les das por tu satisfacción de haberlo logrado…


Gana mil veces tu prueba en tu cabeza y emociónate con ello.


CONOCIMIENTO DE TI MISMO

Un Campeón es dueño de su mente y de su cuerpo, un Perdedor es esclavo de los dos”


Es el factor que nos hace inteligentes y nos va a dar la madurez para saber que tenemos que hacer a la hora de encarar un entrenamiento o una competición en las mejores condiciones.

Cada persona es diferente así que aprende a conocerte.

 

Debes aprender que alimentos son los que te sientan bien a la hora de competir o recuperarte de un duro entrenamiento.


Debes aprender como descansar tu cuerpo entre entrenamientos para estar lo mejor posible para el siguiente (suavizar al final del entreno, estirar, comer bien, dormir lo necesario…) o los días u horas antes a la competición, tanto física como mentalmente.


Debes aprender que calentamiento es el apropiado para ti y notar que tu cuerpo está preparado. (Buena movilidad articular, musculatura caliente y a punto con buenas sensaciones, prueba visualizada y táctica memorizada, mente preparada y concentrada).


Debes aprender a llevar esos nervios y esa presión a favor y no en contra ante cualquier prueba pensando que ha mayor presión, más ilusión, más ganas, más concentración, más facilidad de darlo todo y por consiguiente, más rendimiento.


Debes aprender a relajarte y acumular la energía para soltarla en el momento apropiado y no derrocharla inútilmente antes de la competición o en la propia competición.

En general, conocerte a ti mismo es saber lo que te hace sentir bien y en las mejores condiciones a cada momento.

Piensa en estos detalles y entrena en buscar la rutina de tu conocimiento.


ATRAVESAR TU UMBRAL

La verdadera lucha comienza cuando parece que no puedes más, tu estas K.O., tus rivales quizás también, pero tu dices... O.K.!! Este puede ser el secreto de tu éxito”


Hay algo que debemos comprender, algo que es clave: sin esfuerzo no hay mejora. Cada uno de nosotros se encuentra en un nivel y para subir ese nivel se requiere atravesar nuestro umbral de mejora, ese punto en el cual empieza a costar y donde nuestra mente dice que aflojemos.

Es en ese punto precisamente donde empieza a servir el entrenamiento y si queremos ser mejores debemos atravesarlo continuamente en cada ejercicio, repetición, serie…busca tu umbral en cada tarea.


No pierdas el tiempo, no dejes pasar oportunidades en cada entrenamiento, eres fuerte, convive con ello, sabes que es bueno para ti, atraviésalo sin miedo una y otra vez.

Cuantas más veces lo hagas más arriba estará tu umbral y tu cuerpo y tu mente estarán más preparados para la próxima vez, felicítate siempre por ello.


NO SER “DEL MONTÓN”

Para ser un campeón debes pensar y actuar como tal”


Siéntete bien por lo que haces, eres fuerte y saludable, estás en forma y tienes facilidad para hacer cualquier cosa.

Piensa cuanta gente simplemente vive en la dejadez del “a ver que pasa”, sin intentar nada fuera de lo normal, quizás cumpliendo con sus obligaciones, quizás ni eso, dejando pasar la vida de forma aburrida y sin ilusiones. ¿Quieres salir del montón? ¿Quieres ser mejor que la mayoría?


Sé diferente a los demás, muévete distinto, haz cosas que la gente no hace o ni siquiera se propone hacer, entrena diferente, busca y cuida esos detalles que se pasan por alto y te hacen ser mejor, siéntete especial por luchar por algo y tener una meta en tus manos, pon alto el listón.


APRENDER DE LOS ERRORES

Tu derrota de hoy es entrenamiento para tu victoria de mañana”


Un error o una derrota puede traernos cosas muy positivas si analizamos el por qué.

Todos fallamos, todos cometemos errores pero esto no es excusa para venirnos abajo, es una razón más para mejorar y acercarnos a nuestro objetivo.

Los grandes deportistas suelen ser testarudos, es una realidad. Ellos no cejan en su empeño por conseguir lo que se proponen a diario y cuando algo sale mal analizan el por qué y se centran en el error para no volver a cometerlo.


Reconocer los errores y descubrir tus puntos débiles, sabiendo que pueden ser mejorados, es una nueva ilusión para intentarlo en la próxima oportunidad con más fuerza y experiencia.


 

Ponte manos a la obra, ten algo claro y comienza ahora mismo a construir tu meta en cualquier ámbito de la vida, pensando que, si lo intentas de verdad, ganarás en experiencia, respeto, reconocimiento y satisfacción personal, te harás más fuerte y tendrás en tus manos un motivo más para levantarte cada día.

En cualquier caso, tuya será la victoria porque tuyos serán los buenos momentos y la vida que has vivido a tope y con ilusión por conseguir tu éxito.

 


Iván Tejero Vázquez

"SIN TU MENTE NO ERES NADA"

Ahora que voy consiguiendo mis propósitos y metas, tras muchos años de caer, tropezar, levantarme, seguir adelante... me voy dando más cuenta de lo importante que es la mente. Miro atrás y veo carreras que podría haber ganado con un enfoque distinto, otras que gané o supe dar lo mejor que tenía porque sentí emociones y sensaciones que pienso fueron en la línea.

 

Cuánto entrenamiento físico, cuánto "machaquismo" día tras día, a veces peleando contra elementos "cotidianos" que nos atañen para conseguirlo "por cojones", peleando contra la desgana o el cansancio, incluso poniéndonos de mal humor.

Pero, ¿y si te dijera que se pueden conseguir incluso mejores resultados si aprendes a tomar el control?

Entrenamos y entrenamos... pero, ¿sabes que si entrenas un poquito tu mente, tu cuerpo irá allí dónde le digas mucho más fluido?

Una mente clara, con conciencia, en equilibrio con lo que hace, con lo que quiere y desea, que sabe gestionar a la perfección cualquier obstáculo, que sabe mantenerse firme cuando otros tambalean, es lo que sin duda dará lo mejor de ti más allá de cualquier entrenamiento físico en si.

 

Aprenderás a tomar conciencia de lo que haces, a canalizar tus emociones, a "sentir" de verdad, controlar tu cuerpo, tu forma de moverte, tu esfuerzo, tu momento...

Aprenderás a llegar más allá tomando el control desde una perspectiva que te hará disfrutar como nunca lo hayas hecho...

 

MOMENTOS

La vida son momentos y en tu mano está crear los buenos, los que tu deseas, hacerlos inolvidables, sentirlos al cien por cien...
El silencio es un momento... búscalo alguna vez.
Pararte y hacer que el mundo se pare a tu alrededor es otro, búscalo alguna vez, solo o compartido.
Salir ahí fuera y buscar ser tu mismo haciendo lo que más te gusta es otro.
Tu esfuerzo es tu momento, tus sensaciones son tus momentos, tus retos son tus momentos y todo se para alrededor cuando son puros de naturaleza, cuando solo existe ese momento... cuando cruzas tu meta soñada, cuando la haces tuya... y de otros, cuando la vives al máximo y la compartes con quienes quieres sin existir nada más por MOMENTOS...

COMPARTE!!


CONSEGUIRLO

Están aquellos...


Que nunca lo intentan:

Personas convencidas que no lo van a conseguir, se creen inferiores para lo que quieren hacer. Quizás estén menos capacitadas para conseguirlo pero no trabajan para comprobarlo. Se dicen a sí mismos que no pueden y por lo tanto para qué esforzarse.

Gente que respira pero que está muerta...se conforman con lo que son.


Que lo intentan una vez y si no lo consiguen desisten o cambian de escenario:

Personas que no comprenden que las cosas más valiosas de la vida raramente se consiguen a la primera. Van probando aquí y allá, cambiando, no tienen paciencia y acostumbran a fallar continuamente.


Los que tienen suerte una vez y creen que así será siempre:

Personas que cuando tienen un fracaso caen en depresión. Quizás lo vuelvan a intentar pero con un miedo terrible a fallar y por tanto con probabilidades de volver a fallar. Pierden confianza en si mismos, suelen dejarlo y pasan al modo de nunca intentarlo.


Los que siempre lo intentan, lo consigan o no:

Personas que quieren vivir intensamente y sienten pasión por lo que hacen. Para ellos lo importante es intentarlo todas las veces que nos brinde la oportunidad porque el proceso de conseguir algo es lo que les satisface aparte del triunfo como premio.

Gente que se arriesga, que lucha por ganar pero no les asusta perder. A base de fallar y volver a intentarlo tienen una experiencia de vida que las demás personas no tienen.

Fallan muchas veces, pero también aciertan algunas y con paciencia y determinación consiguen lo que se proponen.


SEGURIDAD

"No te preocupes por tu seguridad, la muerte hará que todo sea muy seguro. Mientras estés vivo disfruta de la inseguridad" (Confucio)

Esa inseguridad es sinónimo de estar vivo. Las emociones cuánto más intensas, más vivo te harán sentir. Inseguridad es salir de tu zona de confort así que cuánto más vivo te sientas más inseguro estarás. 
Pero piensa que la inseguridad hace de la vida una emoción, así que deja que lo que quieres se convierta en realidad, da paso a la inseguridad y VIVE.

Deja de soñar, deja de desear, piensa en lo que quieres y ve por ello. 
Vales mucho, cada uno valemos mucho en una u otra faceta y solo se necesita un momento para saltar... Salta YA... y haznos saltar contigo. 


SENSACIONES



Entrenas, entrenas, entrenas…a veces miras el crono y evalúas, miras el pulso y te conformas      (o no) y a veces (espero que pocas) ni siquiera piensas en lo que haces, simplemente lo haces de forma mecánica. Pero… ¿Te has parado a sentir alguna vez? ¿Has probado a tener conciencia de todo tu cuerpo y del movimiento que realizas?

RELÁJATE, siéntete a gusto, olvida el crono, olvida el pulso, olvida todo y déjate llevar por las sensaciones del momento.
Siente tu cuerpo, tu respiración, tu corazón y cada músculo que está aplicando fuerza de forma fluida en el movimiento de nadar, pedalear, correr… Relájate con esa fuerza aplicada, suave…tu decides cuanta quieres poner.

Siente el agua, siéntela fluir en tu cara, en tus manos, tus piernas… escúchala.
Recobra relajado con tu mano cayendo suelta, el codo alto, busca el apoyo, aplica solo la fuerza necesaria para traccionar con ese brazo, lo demás suelto, apenas sin tensión, la justa para mantenerte estirado. Siente como deslizas suavemente por ella, bracea tranquilo… DISFRUTA.

Siente el viento, quizás a favor, ayudándote a ir un poco más rápido. Solo se mueven tus piernas, siente los músculos aplicando tu fuerza en un pedaleo perfecto, fluido, redondo. El resto de tu cuerpo se mantiene inmóvil, al igual que tu bici que es parte de ti formando en conjunto una perfecta simbiosis de mente, cuerpo y máquina.
Escuchas el sonido de tus ruedas en el asfalto, vas rápido pero a la vez cómodo, relajado… DISFRUTA.

Siente tu respiración, escúchala acompasada, acorde con tu esfuerzo, tus brazos sueltos y relajados acompañan cada zancada, siente el golpear de tus pasos apoyando sobre el suelo y despegando rápido de él, como si éste te hiciera volar, siente el impulso que te lleva hacia delante, estás volando… DISFRUTA.

Siente… toma conciencia... disfruta…y amarás el movimiento

Iván Tejero

NO TE CONFORMES, CAMBIA Y HAZTE GRANDE...
Cualquier buen deportista en el fondo no se conforma con lo que es, busca su superación personal. 
No hablo solo de ganar o superar marcas, sino de superar barreras, límites, subir el listón. 
Mejorar en otro deporte, modalidad, distancia...es arriesgar, abrir los ojos y mejorar como persona y deportista.
No te estanques, busca la forma de subir otro peldaño, de ser más grande y mira donde puedes llegar.
La oportunidad de hacer de tu vida un éxito, llena de experiencias nuevas y realizaciones es solo tuya y ahí fuera te están esperando.
MOMENTOS
MOMENTOS

MOMENTOS

La vida son momentos y en tu mano está crear los buenos, los que tu deseas, hacerlos inolvidables, sentirlos al cien por cien... 

El silencio es un momento... búscalo alguna vez.

Pararte y hacer que el mundo se pare a tu alrededor es otro, búscalo alguna vez, solo o compartido.

Salir ahí fuera y buscar ser tu mismo haciendo lo que más te gusta es otro.

Tu esfuerzo es tu momento, tus sensaciones son tus momentos, tus retos son tus momentos y todo se para alrededor cuando son puros de naturaleza, cuando solo existe ese momento... cuando cruzas tu meta soñada, cuando la haces tuya... y de otros, cuando la vives al máximo y la compartes con quienes quieres sin existir nada más por MOMENTOS...

NO DEJES DE SUMAR...

A veces tomo como ejemplo los chavales que entreno. 
Un dia no van bien... preparación física y 3er dia de apretar (porque si se ven bien no lo dudan, aunque toque menos intensidad... ), y precisamente con un pedazo bloque de 3300m con series A1/A2. 
"No agarro nada y no puedo", pero ellos ni se plantean parar, es más, les tuve que parar yo porque se empeñaban en meter los tiempos nadando mal y luchando sin control.
Mirando a la larga... han estado un mes malos, cansados, ahogados con tos, mocos y con malos entrenos pero en el fondo sumando un entreno tras otro. 
Resulta que estas últimas semanas están haciendo los mejores tiempos de su vida...

Ellos no se dan cuenta, no se plantean... siguen y punto, haciendo lo que hay, a veces como pueden y yo echando el freno cuando lo veo necesario, para así otro dia conseguir ese gran entreno de confianza que SI SALE y suma triple.

Paciencia, suma +1 ese dia que no vas, analiza el por qué, y mucho más si ocurre a menudo, y suma +3 ese día que SI lo haces.
No hay muchos más secretos...
No dejes de sumar...y saldrá lo mejor de ti.